¿Quién inventó la memoria USB?

El invento de la memoria USB

El dispositivo puede escribirse hasta un millón de veces, prolongando su existencia como portador de datos durante alrededor de 20 años.

El invento de la memoria USB

El invento de la memoria USB- la sustituta de los antiguos disquetes- se le atribuye al ingeniero israelí Dov Moran, quien estuvo al frente del prototipo inicial, diseñado en 1995, así como de las primeras unidades creadas por la empresa M-System.

A pesar del novedoso sistema, la memoria USB tardó unos años en popularizarse. A partir del año 2000 empezó a ganar adeptos, cuando las compañías Trek Technology e IBM entraron de lleno en el negocio y se pusieron manos a la obra en la comercialización de productos de este tipo.

Tras la primera generación de memorias USB (con capacidades de 8 MiB, 16 MiB, 32 MiB y 64 MiB), llegaría la segunda generación (USB 2.0) y la tercera generación (USB 3.0), con almacenamientos mayores y velocidades de transmisión imposibles de imaginar en los comienzos de esta tecnología.

En teoría, una memoria USB puede escribirse hasta un millón de veces, prolongando su existencia como portador de datos durante alrededor de 20 años.

Sin dudas, las memorias USB revolucionaron la manera en la que transportamos los datos, convirtiéndose en una de las tecnologías clave para acabar con el reinado de los disquetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.