Conozca las curiosidades e historias de fiesta del Corpus Christi de Cusco

Hoy imágenes de santos y vírgenes se congregan en Cusco para participar del Corpus Christi. En esta importante fiesta religiosa, además de la fuerte devoción de los fieles, está también las historias y curiosidades que humanizan a los santos. En esta crónica recopilamos algunas de estas estampas.

Comenzaremos, con el orden como suelen ingresar a la Catedral del Cusco, en la víspera al Corpus Christi, con San Antonio Abad. La efigie lleva consigo un jabalí; se dice que al llegar al cercado visita a San Pedro, pero durante esa visita se le pierde el animal, se cree, en esa angustiante búsqueda de sus fieles, que el jabalí terminó en el Mercado (cercano al templo de San Pedro).

Le sigue San Jerónimo, él lleva un león a su izquierda que trata de alejarse en la procesión, porque se dice que el león quiere comerse al jabalí de San Blas. Tal parece ser cierta este jácara, por que entre ambos santos hay un marcado espacio.

Uno de los santos, considerado atractivo por la juventud femenina es sin duda San Cristóbal, su robusto cuerpo al deslizarse causa atracción. De este santo sus jóvenes cargadores cuentan que gusta de la chicha de jora y siempre escapa a un barrio vecino, a Santa Ana, donde se hace la mejor chicha. En una de sus constantes huidas llegó a emborracharse y al retornar, ya cruzando el río Saphy, notó que no tenía al niño Jesús en su hombro; éste se había confundido y peor aún se había llevado a otro niño a “carlitos tocto”.

De Santa Bárbara no se dice mucho, para sus devotos. Reza la tradición que es indispensable llevar un K’epe, o atado de lliclla o manta con comida, el cual es degustado con alegría en el Arco de Tica-Tica. La efigie es la que recorre 12 kilómetros para participar de la procesión.

Santa Ana parece tener un vínculo con San Cristóbal, ella destaca por su elaboración de la chicha de jora y es la “patrona de las picanterías”, para sus devotos ella vive en una incertidumbre en estos días ya que intenta saber quién se tomó el aríbalo de chicha “no dejó ni el concho o base”. En su inquietud no deja de deducir que fue San Cristóbal.

San Sebastián y Santiago

San Sebastián, el santo desnudo, es conocido como el “calatito” y “champita” de él no se dice mucho, pero sus cargadores hacen alusión a la desnudes solo con los pies descalzos “calapatitas” y así lo traen en hombros desde su distrito, que lleva el mismo nombre, en el que se ha edificado una iglesia que está de espaldas a Cusco, en son de rebeldía.

De Santiago, el patrón matamoros, recrean que es infantería en la guerra cristiana, y que su amigo San Sebastián es de caballería; un día Santiago le pidió prestado el caballo, pero bajo la condición de que tenía que devolverlo a San Sebastián ante la posibilidad del asedio de los moros. La devolución no se dio y el santo desnudo murió flechado. De Santiago se dice que las vírgenes y santos no quieren que ingrese a la Catedral todo porque una vez causó un alboroto al ingresar al templo con su caballo.

Sobre San Blas sus devotos muestran la mano derecha, éste descifra ciertas frases parea sus cargadores, ya que lleva elevados los dedos, índice y medio: “dos chichas más, y nos vamos”, al estar acompañado de monaguillos, suele decir también “dos son mis hijos, el resto de quién será”.

San Pedro, que es el más allegado de Jesús, suele ser quien lleva las vicisitudes y alegrías, quejas y satisfacciones que atraviesan los que se reúnen en la Basílica Catedral en la víspera al Corpus CHristi; este santo cuenta de las formas más hilarantes o sosegadas posible, ante la imagen del Taytacha de Los Temblores, “¿qué cosas todavía no hablarán?” y sobre la cual tomarán decisiones.

San José, a este santo sus fieles suelen ponerlo en una postura de celoso empedernido, dicen que es muy celoso de la Virgen de Belén, que por las joyas que lleva y un rostro de “coqueta” suele ser asediada por San Cristóbal y Santiago. Los «celos» de San José son tan fuertes que incluso «manda al niño Jesús a golpear con su cayado, a un inoportuno San Blas». En la efigie se ve a un San José como si ordenara a un atento Jesús.

Vírgenes del Cusco

Entre las vírgenes que se desplazan a la Basílica Catedral, hay ciertas discrepancias. La Virgen Purificada, es conocida por ser “La Millonaria” por sus joyas, pese a que lleva dos tórtolos en una canastita, sinónimo de “la purificación”, dicen de ella sus feligresas que es la más “chelera” término que se le atribuye por que gusta de la cerveza, de que sin ella no hay fiesta.

La Virgen de La Natividad, es la más sencilla y a la vez humillada por la Virgen de Belén que es suntuosa en joyas y de maravillosa anda de platería; en la procesión a La Basílica Catedral, a la “Nati”, según los devotos, la “Belén” le dice de reojo “mírale a esta nana, la que cuida los niños” mientras que la Nati le responde “seré nana pero honrada”.

De La Virgen de Belén, sus propios devotos la enaltecen por la misma presunción de su rostro risueño y sus múltiples joyas en todo el cuerpo. Ella es tan religiosa que dos semanas antes baja a la iglesia de Santa Clara e incluso se da el lujo de acceder al claustro. A ella, por excelencia se la conoce como la que prepara el más exquisito Chiriuchu, plato bandera del Cusco.

A la Virgen de Los Remedios, sus seguidores le atribuyen milagros a sus “kilquitos” pequeños niños que rebozan de alegría en sus costados y espalda de la imagen, se dice que si una persona añora tener bebés, pese a que es infértil, la Virgen le puede conceder el milagro. Las demás Vírgenes suelen tener también sus “Kilquitos” y también se atribuyen milagros. La de Los Remedios tiene tres.

Por último, está la Virgen Inmaculada Concepción, conocida como “La Linda de la Catedral”, por su belleza; a diferencia de las 14 imágenes de Vírgenes y Santos, es la anfitriona en su recinto, ya que en ella aguarda la llegada de las efigies el día de Corpus Christi. De la Virgen dicen que es la más recatada en la lúgubre Catedral, pero en medio de esos eternos días suele darse una escapadita por las noches a visitar a sus amigas, entre ellas a la Virgen de Los Remedios.

Fecha:

Este Jueves 31 del mes de mayo del 2018 se llevara a cabo esta festividad. La fecha es siempre movible, al igual que la festividad del Señor de Qoyllurit’i, todo dependerá de la Semana Santa. Para Qoyllurit’i se cuentan cincuenta y ocho días después del Domingo de Pascua, en este caso para Corpus Christi, se cuentan 9 semanas después del jueves santo (Semana Santa) y así llegara Corpus. Cusqueños y extranjeros lo esperan para celebrarlo como se debe.

Descripción:

Son 15 los santos que con procesiones cada uno sale de su templo o iglesia habitual para hacer una visita a la Plaza Mayor del Cusco y luego entrar a la Basílica de la Catedral, lugar donde permanecerán por 8 días hasta que llegue ¨La Octava¨, día en que los santos son sacados y llevados a su templo o iglesia de procedencia.

El inicio de esta festividad es el día miércoles (un día antes de la procesión o día central) con la salida de cada santo de su templo de procedencia. Cada uno con una procesión donde se encuentra a los Mayordomos o el ¨Carguyoq¨, en algunos casos el alcalde, los fieles que voluntariamente deciden acompañar a su santo y acompañados por una banda de músicos o ¨Q´aperos¨. Luego de llegar a la Plaza Mayor, las estatuas de los santos son llevadas a la Catedral y permanecen dentro hasta el día siguiente que es la procesión. El día jueves todas estas personas sacan a su santo o virgen de la Basílica de la Catedral y comienza la procesión. La Plaza Mayor se llena de gente. El orden en que salen los santos es el siguiente:

1. San Antonio de la parroquia de San Cristóbal.

2. San Jerónimo de la parroquia del distrito de San Jerónimo.

3. San Cristóbal de la parroquia de San Cristóbal.

4. San Sebastián de la parroquia del distrito de San Sebastián

5. Santa Bárbara de la parroquia del distrito de Poroy

6. Santa Ana de la parroquia de Santa Ana

7. Santiago Apóstol de la parroquia de Santiago

8. San Blas de la parroquia de San Blas

9. San Pedro de la parroquia de San Pedro

10. San José de la parroquia de Belén

11. Virgen de la Natividad de la parroquia de Almudena

12. Virgen de los Remedios de la iglesia de Santa Catalina

13. Virgen Purificada de la parroquia de San Pedro

14. Virgen de Belén de la parroquia de Belén

15. Virgen de la Inmaculada Concepción llamada también «La Linda» de la Basilica de la Catedral

Durante la procesión algunos carguyoqs dan regalos a los asistentes, objetos como postales, recuerdos, etc; son repartidos sin distinción alguna. La procesión termina aproximadamente a las 12 del medio día después de que todos los santos regresen a la Catedral donde permanecerán hasta el próximo jueves en que los fieles, el carguyoq, alcalde y demás personas retornan a sus santos hasta su lugar de origen, el templo del que fueron sacados.

El plato tradicional de esta festividad es el Chiriuchu, plato frio y picante exquisito para todos los paladares exigentes. Una mezcla de 10 ingredientes como son: cuy al horno (se debe tener en cuenta que la carne de este roedor debe ser tierna, para que cuando alguien la consuma esta sea suave ya que así se conserva el sabor característico), cau cau (huevera de pescado), gallina sancochada, cecina, qochayuyo (alga marina), chorizo, cancha de maíz blanco, queso, rocoto en rodajas y la torreja típica. Esta torreja de consistencia esponjosa es la combinación de algunos ingredientes como: maíz, zapallo y un poco de caldo de gallina durante la preparación para que tenga un sabor característico al momento de servirse.

La celebración del Corpus Christi se lleva a cabo en la Plaza de Armas de Cusco.

Historia:

Antiguamente durante el incanato, los incas sacaban a sus momias sagradas en procesiones por los alrededores de Huakaypata (Plaza Mayor del Cusco). Se hacían ritos ceremoniales para rendir culto a las momias (una de cada inca, en total fueron 14 incas). Cuando llegaron los españoles, allá por el año 1542, estos quisieron imponernos sus costumbres y fiestas. Fue así que al realizarse el sincretismo religioso y místico se empezaron a sacar estatuas de vírgenes y santos vestidos con trajes que generalmente son donados por el mayordomo o carguyoq.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.