Historia de los últimos sismos de gran magnitud en el Cusco

Sismo del 21 de mayo de 1950

Uno de los sismos más grandes y recientes, tuvo una magnitud de 7.0Mw e intensidad de VIII en la escala de Mercalli Modificada. Produjo el 50% de daños en las viviendas, 120 muertos y 275 heridos (Silgado, 1978).

Durante el sismo se produjo licuefacción del suelo generando el levantamiento del nivel freático al sur de la cuenca del Cusco, con niveles de hasta 40 cm en la superficie (Silgado, 1952b). Información periodística y fotográfica de este terremoto indican la formación de grietas importantes en zona agrícolas de San Sebastián. El titular de «La Tierra se Abre en San Sebastián» da indicios de la existencia de una falla en esta zona, la cual podría haber sufrido desplazamiento relativo durante dicho evento. Esta característica hace suponer la posible presencia de una falla geológica a lo largo del valle de Cusco. En relación a esta falla, Silgado (1952), indica que hacia el SE de San Sebastián, se generaron extensas fisuraciones en una longitud de 5 km con aberturas de hasta 2 m de profundidad y 10 – 50 m de longitud. Se presentaron deslizamientos en laderas escarpadas y taludes de gravas aluviales (Figura 13 y 14).

De acuerdo a Jorge E. Alva Hurtado “Silgado, Fernández-Concha y Ericksen (1952) notaron en el lado sur del Valle, al sureste del pueblo de San Sebastián, una zona de extensa fisuración. También observaron dos pequeñas fracturas en una zona pantanosa situada a 300 m. al sur de San Sebastián, de las cuales surgió agua y arena durante el terremoto. Los hoyos producidos por la eyección tenían cerca de 2 m. de diámetro y la arena alrededor de la fractura un espesor de 1 a 2 cm. Durante el movimiento sísmico estas fracturas y otras producidas a lo largo del cerro, vertieron chorros de agua que alcanzaron 1 a 2 m. de altura. El nivel de la napa freática se levantó en el lado sur del Valle. Áreas que habían estado casi secas antes del terremoto, aparecieron cubiertas con 10 a 40 cm de agua, semana y media después del sismo. El agua en un pozo de la Hacienda San Antonio subió a 1.80 m. por encima de su nivel normal, después del terremoto“.

Sismo del 5 de abril de 1986

Sismo con magnitud de 5.4Mw, foco superficial e intensidades entre IV y VI en la escala de Mercalli Modificada. Según Cabrera y Sébrier (1998), éste sismo fue localizado a 8km al NE de la ciudad de Cusco (Figura 15). Fue generado por la reactivación de la fallas Chinchero-Qoricocha, presentó una longitud de 3 km y desplazamiento de hasta 10 cm, con extensión en dirección Norte-Sur. Causó la muerte de 7 personas, 80 heridos y aproximadamente 13,000 damnificados.

Mapa de localización epicentral e intensidades del sismo de 1986 (Huamán, 1987).

Sismo de Paruro Cusco

L, ubicado a 7 Km al SO de Paruro a una profundidad de 8 Km. Las intensidades observadas fueron de V-VI en Paruro (Comunidad Misca) y Rondocán, y de II – III en Cusco (Figura 16).

Produjo daños personales y materiales en la localidad de Misca, distrito de Paruro, provincia de Paruro, región Cusco. De acuerdo al COE – Salud, éste sismo produjo un total de cuatro heridos y ocho fallecidos, entre ellos cuatro niños y cuatro adultos. Asimismo, cuatro instituciones educativas fueron afectadas, dos en Misca y dos en Cusibamba (MINEDU).

Mapa de intensidades sísmicas en la escala de Mercalli Modificada (MM) y daños generados tras el sismo de Paruro (2014), Fuente: IGP.

Otros sismos que también sacudieron la región Cusco ocurrieron en 1581, 1590, 1650, 1707, 1744, 1746, 1905, 1928, 1941, 1943, 1950, 1965 y 1980.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *