MTC denegó a Telefónica la renovación en contrato de concesión

Operador había solicitado en el 2013 la renovación por cinco años más para la concesión de telefonía fija ganada en 1994

Cuando se firmó el contrato en 1994 se estableció una concesión por 20 años y la posibilidad de renovarlo por otros 20 años en cuatro periodos de cinco años.

Telefónica, que hoy opera bajo la marca Movistar, solicitó en tres oportunidades anteriores la renovación y se le fue concedida por plazos un poco menores a los solicitados: recibió algo más de 13 años, cuando en total deseaba 15 años.

El último pedido de renovación por cinco años fue realizado en el 2013. El trámite ha culminado esta semana cuando el MTC dispuso que no se le dará la renovación por cinco años más. Eso quiere decir que en lugar de 20 años solo sumó poco mas de 13 años.

MOTIVOS PARA NO RENOVAR
De acuerdo a la normativa vigente, los procesos de renovación pasan por una evaluación del desempeño de la empresa. Osiptel realiza una medición de las infracciones y les establece un puntaje que conlleva un descuento en días, meses o años.

Telefónica tiene unos 17 contratos de concesión y dos son en exclusiva para telefonía fija. En el contrato por telefonía móvil les concedieron renovar por poco más de 18 años de los 20 solicitados. El descuento fue por las faltas o infracciones graves.

Este año el MTC hizo algunas modificaciones a la fórmula aplicada que favorecía un poco a los operadores, pero no satisfacía sus expectativas, según expresaron en repetidas

oportunidades. Dicha norma establece que si las sanciones implican una penalidad por 4 años de los 5 solicitados no procede renovar. En este caso puntual Osiptel estableció que correspondía descontar 4,15 años y por tanto procedía no renovar el contrato.

CAMBIOS DE CRITERIO
Desde Telefónica manifestaron su descontento por la medida porque refleja un cambio en el criterio de aplicación de la norma que afecta la predictibilidad de todo el sector.

El problema no es que se vaya a dejar de ofrecer telefonía fija en el 2027, explicaron, porque tiene otros contratos para múltiples servicios de mayor duración, sino que se están cambiando la forma de medir las sanciones.

En los anteriores procesos, comentaron, el regulador calculaba los años restados atendiendo a las sanciones finalizadas en el periodo evaluado.

Por ejemplo si la sanción administrativa se daba el 2001 se consideraba ese año para aplicar el puntaje negativo. Ahora, dijeron, se ha considerado en unos casos los procesos sancionadores iniciados y no culminados, o si aun están en proceso vía judicial. “Se ha cambiado el criterio y se han implicado en la cuenta sanciones que no previstas”, resaltaron.

Todos los años el Osiptel emite un resumen del calculo de sanciones anuales y por eso Telefónica creía que se podía recibir entre dos a tres años de penalidad, pero en esta nueva evaluación se han incluido casos no previstos.

Todos los operadores del sector han manifestado su desconcierto ante el cambio de criterios aplicados y temen que en las renovaciones que tienen en proceso (hay mas de 30 casos en Osiptel) puedan verse gravemente afectados.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *