Susan Wojcicki, la genio que sacó de su garaje la dirección de YouTube y creó Google AdSense

Se unió a Google cuando no superaba la veintena de empleados y hoy es la sexta mujer más poderosa del mundo.

Cuando Google compró YouTube en el año 2006, la voz que guió sus pasos fue la de Susan Wojcicki, la primera mujer que contrató la compañía, y su gurú total del marketing.

En 1998, Wojcicki trabajaba en Intel y necesitaba pagar la hipoteca de su nueva casa, en Menlo Park, California (cerca de Palo Alto).

Entonces decidió alquilar el garaje por US$ 1,700 mensuales a unos jóvenes Larry Page y Sergey Brin que tenían un curioso proyecto en mente: Google.

La idea del buscador sedujo rápidamente a Wojcicki, quien no dudó en abandonar su puesto en Intel y unirse a Google cuando apenas tenía 15 empleados.

Hoy, con US$ 400 millones en el bolsillo y con un sexto lugar entre las mujeres más poderosas del mundo, es la CEO de YouTube y la oráculo del marketing en Alphabet.

La atmósfera académica siempre rodeó a la ejecutiva, cuyos padres fueron profesores. No fue sorpresa que se titulara en artes y ciencias en Harvard.

Su maestría en administración como su título de científica le hicieron ver que Internet era la puerta hacia el futuro. Y la llave la encontraría en su propio garaje.

Wojcicki inició en Google como directora de marketing y no tardó en hacerse cargo de toda la publicidad y relaciones comerciales del gigante tecnológico.

Pero el código también forma parte de su currículum. Además de marketera, su habilidad para programar la llevó a liderar el desarrollo de AdSense, así como Adwords y Google Analytics.

Sumémosle su olfato para los negocios. Cuando YouTube aún estaba en pañales, Wojcicki ya lo tenía en la mira.

Google siguió su consejo y compró la plataforma de vídeos por US$ 1,650 millones en 2006.

Susan asumió la dirección ejecutiva de YouTube y logró multiplicar su valor, que hoy se calcula en US$ 90,000 millones. Todo mientras criaba cinco hijos.

De hecho, bajo su propia experiencia, instaló políticas inclusivas en la compañía, como la flexibilidad horario y baja maternal remunerada de 18 semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.