¿Cómo realizar un análisis FODA para una empresa?

El FODA es una herramienta de análisis para empresas, instituciones, proyectos y personas, que evalúa fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Aprenda aquí cómo realizar esta matriz

El FODA sirve para analizar la situación actual de una empresa u organización a través de sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. (Foto: Pixabay)

El análisis  FODA, también conocido como análisis DAFO, evalúa la situación actual de una empresa u organización a través de sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, con el propósito de planificar una estrategia a futuro. Esta fue propuesta por el consultor de gestión estadounidense, Albert S. Humprey, en la década de los 70 a partir de un estudio del Instituto de Investigaciones de Stanford, que tenía como objetivo revelar las fallas de las organizaciones corporativas. En la actualidad, esta herramienta es muy útil a nivel mundial, por ende, presentamos cómo realizar un análisis FODA para un benchmarking.

El estudio de la matriz FODA permite visualizar los puntos débiles y transformarlos en fortalezas y oportunidades, identificar los problemas que permitan cumplir los objetivos y potenciar los puntos fuertes de la empresa u organización que se requiera analizar. El término FODA es una traducción del inglés SWOT, que significa “strengths (fortalezas), “weaknesses (debilidades), “opportunities” (oportunidades) y “threats” (amenazas).

¿Cómo se realiza un análisis FODA?

La matriz FODA es practicada por muchas corporaciones y también por muchas personas que aceptan ser analizadas. (Pixabay)

Usualmente, la matriz  FODA es representada por cuatro cuadros donde se revisan los cuatro puntos mencionados. ¿Lo primordial? Que se haga de manera sencilla y práctica para poder entender cada resultado en cuanto a fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

FORTALEZAS

Esta característica ofrece diferenciación positiva con respecto a la competencia. La fortaleza es aquello por lo que la empresa es única y mejor que los demás. Aquí puede incluirse la pregunta: ¿por qué un cliente podría preferirnos a nosotros y no al competidor? Algunos ejemplos de fortalezas pueden ser:

Locales amplios y cómodos.Variedad de productos.Atención personalizada con asesoramiento técnico.Horarios de atención (de lunes a domingo).Trato al cliente.Actitud del equipo de trabajo. 

OPORTUNIDADES

La oportunidad es el factor de nuestro entorno que puede jugar a nuestro favor y que deberíamos aprovechar. En otras palabras, lo que está a la vista por todos o la popularidad y competitividad que tenga la organización para alcanzar el objetivo. Algunas preguntas que pueden contribuir en el desarrollo pueden ser:

¿Qué circunstancias pueden mejorar la situación de la empresa?¿Qué tendencias del mercado pueden favorecernos?¿Existe una coyuntura en la economía del país?¿Qué cambios de tecnología se están presentando en el mercado?¿Qué cambios en la normatividad legal y/o política se están presentando? 

DEBILIDADES

Las últimas dos siglas son adversas, es decir, son los problemas y las limitaciones que nos impidan alcanzar los niveles de gusto al público que se busca. En ese sentido, el objetivo de identificar las debilidades es corregirlas, y una cuestión que puede ayudar es: ¿por qué un cliente preferiría el producto de la competencia sobre el nuestro? Otras preguntas pueden ser:

¿Qué se puede evitar?¿Qué se debería mejorar?¿Qué desventajas hay en la empresa?¿Qué percibe la gente del mercado como una debilidad?¿Qué factores reducen las ventas?¿Qué haces mal? 

AMENAZAS

Finalmente, la amenaza es lo perjudicial para la industria, marca, empresa u organización que se encuentra externamente. Estas pueden convertirse en oportunidades para poder alcanzar el objetivo. Tal vez, la competencia es fuerte o exista inestabilidad social. Estos pueden ser algunos ejemplos:

No hay dirección estratégica clara.Incapacidad de financiación.Falta habilidades o capacidades clave.Exceso problemas operativos internos.Instalaciones obsoletas.Coste unitarios elevados.Rentabilidad insuficiente. 

EJECUTAR EL FODA

Para elaborar la matriz FODA, debes poseer un estudio interno y externo de la marca. (Foto: Pixabay)

Al identificar y evaluar los resultados del análisis FODA, se empieza a desarrollar las estrategias necesarias en corto o largo plazo. Para elaborar la matriz, debe hacer un estudio interno y externo de la marca. De esta manera, podrá seguir en la organización sin contratiempos y responder al entorno cambiante de manera eficaz y proactiva. Con un buen estudio, la empresa cumplirá con las metas propuestas, ubicar sus puntos débiles y transformarlos de manera rápida y eficaz, en oportunidades. 

ANÁLISIS FODA EN LA PERSONA

Tomando en cuenta la definición de la matriz FODA, no solo aplica a empresas, organizaciones o industria; también es aplicable en la persona, donde permite evaluar sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Cabe señalar que este análisis es más difícil aplicarlo en un ser humano ya que el nivel de aceptación, en cuanto a aspecto negativo no serán bien determinados. Por esta razón, es necesario que otra persona cercana determine el estudio para tener buenos resultados.

Después de realizar el  análisis FODA personal, permitirá que el individuo tome medidas correspondientes, tomar nuevos retos a futuro, crecer como persona, social, económico y otro aspecto a mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.